Oslo #1 What to visit.

18:00

OSLO. Ni os imaginais la ilusión que me hace comenzar a escribir esta serie de post sobre Oslo. Me apetecía descubriros algunos de los sitios que para mi han sido más especiales, donde he vivido momentos únicos, y todo ellos desde un punto de vista personal, para nada "turístico" a pesar de que algunos de los sitios que destacaré lo son.  Esta serie de post sobre Oslo la he querido dividir en tres partes, tres post diferentes. El primero de ellos, que podreis descubrir a continuación es "What to visit", donde os hablo de mis cuatro sitios favoritos de esta preciosa ciudad y alrededores, que yo he considerado indispensables durante mi estancia en esta ciudad. La segunda será "Where to buy/shop" y la tercera y última  "Where to eat". De modo que si seguis interesados y os apetece conocer un poco más sobre esta ciudad desde mi punto de vista, no dudeis en seguir leyendo este post y los dos siguientes que vendran los dos próximos lunes. Así que sin enrollarme más en esta "introducción" paso a hablaros de estos cuatro lugares y rincones que os propongo.
 
1. Norsk Folkemuseum. Debo confesaros que este lugar no es el que más he frecuentado o visitado durante mi estancia en Oslo, más bien lo descubrí más tarde de lo que hubiera deseado, pero sin duda lo considero un lugar que se debe visitar sí o sí. Éste es un museo en el que se habla sobre la historia de noruega, lo cual resulta muy interesante para conocer un poco más sobre ellos, y además es una especie de "poblado vikingo", el cual no pierde detalle alguno puedo decir. Te hace transladarte a otras épocas y sentirte como si te hubieras movido de ciudad sin hacerlo en realidad. Sin duda un lugar idílico que tiene mucho mucho encanto. Esta situado en el barrio de Bygdoy, el cual esta ubicado en una península occidental de Oslo, la cual es una zona residencial que posee una área extensa de bosques y parques. Si teneis oportunidad, no dudeis en visitarlo, porque vale mucho la pena.
 
 





2. Hovedoya&Lindoya. Sin lugar a duda las islas han sido "indispensables" para mi durantes estos cuatro meses, y los que han podido conocerme bien a lo largo de estos, lo saben (porque soy un poco pesada con lo que me gusta/encanta también jaja). Son más las islas que se pueden visitar desde Oslo, pero yo voy a destacar dos, que han sido mis favoritas: Hovedoya y Lindoya. Situadas a unos 10-15 minutos en Ferry desde Oslo, estas dos islas me han cautivado. Ambas muy diferentes entre sí. Hovedoya para mi era la combinación de la montaña con la playa, donde pasabas de zonas de bosque totalmente, llenas de naturaleza, a la de playa, donde poder realizar barbacoas, pasar tiempo con tus amigos y simplemente desconectar. Por otro lado, Lindoya, yo la denominé de modo informal "la isla postureo", simplemente por el hecho de que sus casas de colores incitan a hacer fotos perfectas y bonitas para que la gente pueda subir a sus redes sociales. Lindoya es una isla mucho más residencial, pero con un encanto especial al igual que Hovedoya. Si alguna vez tengo oportunidad de volver a Oslo, estas son dos visitas que siempre tendré en mi lista de lugares a los que volver.








3. Opera house. En relación a ella han girado muchas cosas estos cuatro meses. Fue uno de los primeros lugares que visité; mi primer domingo allí; lo cual recuerdo perfectamente, he tenido oportunidad de ver en ella un ballet y una opera (a precio muy asequible, unos 12€) y uno de mis trabajos realizado conjuntamente con dos amigas para la universidad giró en torno a ella. Para mi ha sido un lugar que me ha transmitido tranquilidad y paz. Un lugar para desconectar, donde parece que el tiempo no pase. Sin duda, un lugar que se tiene que visitar.





4. Stavanger&Preikestolen. Mi último lugar se sale de Oslo, pero lo quería destacar, porque para mi fue uno de mis primeros viajes estando en Oslo, así como una experiencia diferente y única. Uno de nuestros primeros fines de semana decidimos viajar a Stavanger, un pueblo precioso y muy pintoresco, donde destacaban sus casas blancas y flores de colores por todos lados. Desde esta ciudad cogimos un ferry, para después coger un autobús que nos llevara al comienzo de la subida del Preikestolen, uno de los fiordos de noruega,  lo que fue una pequeña aventura y una experiencia increible y muy muy recomendable.









Espero que os haya gustado.
With love, Mery.







You Might Also Like

0 nice comments

Gracias por vuestras pequeñas huellas en este blog.